viernes, 12 de diciembre de 2008

terapia fotodinámica en la medicina cosmética


La terapia está indicada para ciertas patologías, pero no para eliminar arrugas
Una revisión científica muestra los datos favorables para su uso con fines estéticos


Oxígeno, luz y un agente fotosensibilizador son los tres pilares de la terapia fotodinámica que actualmente se utiliza en el tratamiento de distintas enfermedades de la piel, entre ellas, el cáncer cutáneo. Una revisión científica basada en numerosos estudios y publicada en 'Clinics in Dermatology' muestra todas sus ventajas en el rejuvenecimiento de la piel.
La terapia fotodinámica es una técnica no invasiva que comenzó a utilizarse para el tratamiento de los tumores de esófago y vejiga, así como algunas alteraciones de la piel. El inconveniente de sus primeras aplicaciones era la fotosensibilidad cutánea que producían los agentes utilizados, es decir, aumentaba de forma anormal la sensibilidad de la piel a la luz solar o ultravioleta, produciendo así quemaduras, eritemas o dermatitis.
Fue en 1990 cuando se introdujo un nuevo agente fotosensibilizador, ALA (ácido 5-aminolevúnico), que no conllevaba fototoxicidad significativa (reacción anormal de la piel ante la luz por la administración de determinadas sustancias químicas). En 1999, la FDA aprobó este agente en combinación con la luz para el tratamiento de la queratosis actínica. Desde entonces, la terapia fotodinámica ha generado gran interés desde el punto de vista de investigación y aplicación clínica.
En Europa, la terapia fotodinámica está indicada en los casos de queratosis actínica y en los carcinomas de células basales (tumor cutáneo). "El rejuvenecimiento no es hoy por hoy una indicación para esta modalidad terapéutica", señala la dermatóloga Victoria Ferrándiz, del Centro Dermatológico Estético de Alicante.
Pero ante las evidencias mostradas por numerosos estudios realizados sobre la mejora de la calidad de la piel, "la terapia fotodinámica se está comenzando a utilizar en la medicina cosmética privada para cuestiones estéticas, como el tratamiento del acné, por ejemplo", matiza Pedro Herranz, dermatólogo del Hospital de La Paz de Madrid.