sábado, 4 de julio de 2009

Recupera la vista a través del implante de un diente

Martin Jones, quien perdiese la vista hace algunos años, logró ver a su esposa por primera vez después de que un grupo de cirujanos emplearan uno de sus dientes para devolverle la vista.

Martin de 42 años perdió la visión cuando una cuba llena de aluminio fundido explotara en su cara mientras trabajaba en una chivera doce años atrás.

Jones se casó con Gill de 50 años, ochos años después de haber sufrido dicho accidente, por lo tanto la vio por primera vez después de que los cirujanos llevaran a cabo la increíble operación.

Un Martin extasiado comentó acerca de recuperar la visión: “Mi esposa se veía tan hermosa que no lo podía creer. Fue fantástico recuperar la vista. No puedo describir el sentimiento con palabras”.

Martin sufrió quemaduras en el 37% de su cuerpo después de que el líquido que se encontraba a 600ºC le cayera encima. Su ojo izquierdo quedó tan dañado que se lo tuvieron que remover; sin embargo, lograron salvar el derecho, pero igual no podía ver a través de éste.

Jones pensó que estaría ciego por el resto de su vida hasta que se decidió que era un candidato apto para una cirugía revolucionaría.

Uno de sus colmillos fue removido y luego se le hizo un pequeño agujero para que se le pudiese adherir un lente óptico especial.

Posteriormente, el diente fue insertado en una de las mejillas de Martin por tres meses para que a éste le creciera tejido nuevo y vasos capilares alrededor.

Luego, el lente se adaptó en el agujero y el diente fue insertado en su globo ocular derecho, y en tan solo dos semanas Martin logró ver por primera vez en doce años.

El lente insertado en el ojo de Martin deja que la luz penetre en su globo ocular lo cual le permitió recuperar su visión.

La operación fue llevada a cabo por el cirujano Christopher Lui, en la ciudad de Brighton al sur de Inglaterra. Lui es el único cirujano que lleva a cabo este procedimiento en el Reino Unido.

Esta nota es un resumen del artículo original publicado en el diario británico The Sun, para leer el reporte completo pulse aquí.