jueves, 27 de agosto de 2009

campaña de Salud para detectar sordera en bebés


Ciudad Victoria.- A partir del mes de septiembre se examinará a todos los recién nacidos para detectar de manera temprana algún problema auditivo, debido a que anteriormente se detectaba este problema hasta que el niño tenía de 2 a 4 años de edad.

El doctor Juan Guillermo Mansur Arzola, Secretario de Salud en la entidad expuso que desde el pasado mes junio, en Tamaulipas se puso en marcha el programa de Tamiz Auditivo Neonatal y a partir del próximo mes se realizará esta prueba de manera obligatoria a todos los recién nacidos.

“Con el programa de Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana” se atiende a los niños que nacen con este padecimiento, pero ante las gestiones y la problemática que esto implica, se aplicará este programa a todos los recién nacidos de la entidad, el cual garantiza un diagnóstico oportuno para evitar en un futuro una alteración auditiva”, destacó Mansur Arzola.

El Tamiz Auditivo Neonatal es un estudio sencillo que se realiza al recién nacido para saber si el bebé escucha y es de suma importancia realizarlo en edad temprana para detectar si presenta algún problema auditivo ya que se puede hacer mucho en las primeras etapas de la vida.

Este programa se realiza en todos los hospitales civiles y generales de la entidad, por lo que se exhorta a todas las madres para que lo soliciten al momento en que nace el bebé; y si se obtiene alguna alteración, se cita a los 15 días para realizarle un nuevo estudio.

El titular de salud explicó que todos los niños aprenden el lenguaje al escuchar y vivir en un mundo de estímulos auditivos y todos empiezan a preparase a hablar desde que nacen y si tiene problemas de cualquier naturaleza va a tardar en desarrollarlo y traerá como consecuencia problemas de comunicación.

Por lo anterior es de suma importancia detectar este tipo de alteración lo más temprano posible y empezar a trabajar de inmediato y mayor serán las posibilidades de un buen pronostico, por lo que no debemos esperar a que crezca el niño para tratarlo y para esto puede acudir a la unidad de salud más cercana para ser referido y atendido de manera especializada.