jueves, 2 de octubre de 2008

Nature: el origen del sida, entre 1884 y 1924 en África


El virus del sida ha estado circulando entre los seres humanos durante unos 100 años, décadas más de lo que los científicos suponían, plantea un nuevo estudio.

Los análisis genéticos retrotraen el supuesto origen del VIH a entre 1884 y 1924, con un cálculo más preciso alrededor de 1908.

Anteriormente, los científicos calculaban su origen en torno de 1930. El sida no fue reconocido formalmente hasta 1981, cuando llamó la atención de las autoridades de salud pública en EU.

El nuevo resultado “no es un cambio brusco, sino significa que el virus circulaba aun antes de lo que creíamos”, dijo Michael Worobey, uno de los autores del estudio.

Las conclusiones aparecen en la edición del jueves de la revista Nature.

Los investigadores señalan que las nuevas fechas abarcan el crecimiento de ciudades en África, y sugieren que el desarrollo urbano puede haber promovido el establecimiento inicial del VIH y su propagación.

Los científicos dicen que el VIH proviene de un virus de los chimpancés que saltó a los seres humanos en África, probablemente cuando éstos mataban a los animales.

Muchos individuos probablemente se infectaron así, pero como pocas otras personas se enfermaron, el virus no logró asentarse, dicen los investigadores.

Sin embargo el crecimiento de las ciudades africanas puede haber cambiado esa situación al congregar más personas y promover la prostitución.

Quizás una persona infectada en un área rural fue a lo que es hoy Kinshasa, Congo, “y esa fue la chispa que llegó al polvorín”, dice.

La clave del nuevo estudio radica en el descubrimiento de una muestra de VIH tomada a una mujer en Kinshasa en 1960. Fue apenas la segunda muestra similar hallada antes de 1976; la otra era de 1959, de la misma ciudad.

El nuevo estudio usó datos genéticos de las dos muestras antiguas de más de 100 muestras modernas para crear un árbol familiar que se retrotrae al último antepasado común de dichas muestras.

Los expertos recibieron varias respuestas sobre el momento de la aparición del virus original, pero probablemente el período 1884-1924 es el más confiable.

Los expertos dicen que no es de sorprender que el VIH haya circulado unos 70 años antes de ser reconocido.

Los estudios de heces de chimpancés sugieren que el virus se expandió por primera vez de los simios a los humanos en la región sudeste de Camerún.

Michael Worobey, de la Universidad de Arizona y participante del estudio, considera que en la década de 1960 muchos miles de personas se habrían infectado con VIH. En 1981, el resto del mundo comenzó a reconocer la pandemia, que actualmente afecta a 33 millones de personas y ya causó la muerte de 25 millones.

Con todo, Worobey ve cierta esperanza en el estudio.

“El VIH es uno de esos patógenos que casi se lo podría pensar como viviendo en el límite de la extinción”, indicó el autor.

Si no hubiese sido llevado a una ciudad, no habría sobrevivido al salto a los humanos.

“Esto implica que hay cosas que podríamos hacer para que realmente no tenga la posibilidad de expandirse”, dijo Worobey.

La prevención de la enfermedad es uno de los temas más importantes en el VIH, manifestó el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, que ayudó a financiar el estudio.

“Por cada persona que ponemos en tratamiento, dos o tres se infectan en el mundo en desarrollo”, agregó Fauci, quien señaló que la única forma de ganar la lucha contra el sida es a través de la prevención.


Más de 500 millones, con herpes genital

Unos 536 millones de personas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años están infectadas por el virus del herpes genital, que se contrae por el contacto sexual, según un estudio que publica el Boletín de la Organización Mundial de la Salud.

Cada año 20 millones de personas nuevas resultan infectadas por este virus que se contrae de manera permanente para toda la vida, agrega el estudio.

Este primer estudio global sobre la prevalencia del herpes genital estima que un 16% de la población mundial entre los 15 y los 49 años está infectada y concluye que el virus resulta más frecuente en las mujeres que en los hombres.

El virus simple del herpes de tipo 2, causante de esta enfermedad, se suele manifestar con dolorosas ulceraciones en la zona genital, pero en la mayoría de los casos los síntomas son poco visibles y los afectados ni siquiera lo saben, por lo que es fácil que contagien a otras personas.

“Las consecuencias más graves del virus llegan hasta el punto de que es más fácil contraer y después transmitir el sida”, asegura el doctor George Schmid, del departamento sobre el virus VIH de la OMS.

Asimismo, ha explicado que el herpes genital “puede ser transmitido por las madres afectadas a sus hijos durante el parto, lo que puede causar daños cerebrales al bebé e incluso la muerte”.

Los expertos aseguran desconocer de forma clara por qué el herpes genital resulta más frecuente en las mujeres y apuntan a que “podría deberse a las diferencias anatómicas entre mujeres y hombres, que hacen a éstas más susceptibles de ser contagiadas, como ocurre con otras enfermedades de transmisión sexual”.