jueves, 5 de febrero de 2009

El cáncer cede ante el veneno


LA HABANA (France Presse).— El uso del veneno de alacrán en tratamientos terapéuticos contra el cáncer reporta resultados positivos y se extiende en Cuba, a partir de una especie endémica.Los medicamentos homeopáticos que elaboran científicos cubanos a base de la toxina del alacrán rojo (Rhopalurus junceus) tienen “excelentes resultados” en la reducción de la inflamación y la disminución del dolor provocado por la acción degenerativa de las células cancerosas”, reporta el diario Juventud Rebelde. El más reciente de esos medicamentos, TRJC-30, lo desarrolla desde hace un año en Cienfuegos el laboratorio Labiofam, con resultados significativos en el último trimestre de 2008.