lunes, 25 de agosto de 2008

Ingerir medicina con jugo de naranja y manzana reduciría efectividad

Según recientes investigaciones, ingerir medicinas acompañadas de jugo de naranja y manzana puede disminuir su absorción en el cuerpo.

Así lo han determinado investigadores canadienses en un estudio que difundieron en una conferencia de la Sociedad Estadounidense de Química, que tuvo lugar en Filadelfia (Pensilvania).

"Los jugos disminuyen la absorción de los compuestos de las medicinas en el conducto intestinal", indicó el autor principal del estudio, David Bailey, profesor de farmacología clínica en la universidad Western Ontario, Canadá.

Entre estos medicamentos se encuentran los fármacos contra el cáncer etoposida (Etopophos, Vepesid); ciertos bloqueadores beta como tenormin (Atenolol) y talinolol (Cordanum), usados para tratar la hipertensión y los ataques cardiacos; la ciclosporina, usada para prevenir el rechazo de los órganos trasplantados y algunos antibióticos.

En su investigación, los científicos encontraron que los voluntarios sanos que tomaron el medicamento para las alergias fexofenadina (Allegra) con jugo de toronja absorbieron apenas la mitad del fármaco, en comparación con los voluntarios que tomaron el medicamento con agua.

Al parecer, algunas sustancias químicas presentes en los jugos bloquean un transportador de la absorción del medicamento, reduciéndola y otras sustancias bloquean una enzima que metaboliza los fármacos y que generalmente los descompone.

"Aún no conocemos todos los medicamentos afectados", apuntó Bailey, para quien el verdadero peligro de esta reducción en la efectividad de los medicamentos "está en la pérdida de eficacia de tratamientos para los problemas médicos serios".