viernes, 11 de julio de 2008

Sólo 30 por ciento de mujeres acceden a un método anticonceptivo


La anticoncepción entre jóvenes y mujeres indígenas aún no alcanza a cubrir a toda la población. Entre los jóvenes el principal obstáculo es “el discurso de los gobiernos de derecha” y entre las mujeres indígenas porque aún prevalecen problemas sociales que no favorecen su empleo.


Así lo señalaron por separado la investigadora Paola Sesia Arcozzi Masino, coordinadora del Comité por una Maternidad sin Riesgos, y el titular de Salud Reproductiva de la SSO, José Ramón Sill, entrevistados al concluir el acto conmemorativo del Día Mundial de Población, dedicado a La planificación familiar, bajo el lema “es un derecho: convirtámoslo en una realidad”.



La también investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, Unidad Istmo, señaló que todavía hay un problema con los derechos sexuales de las y los adolescentes, “no sólo no es un problema no resuelto sino que se ha vuelto más grave, donde prevalece el discurso de la derecha en todos los niveles de gobierno”.


Aunado a ello, la iglesia católica no ha cambiado su postura respecto a los métodos anticonceptivos y sigue oponiéndose a su empleo, lo que se agrava con la necesidad insatisfecha de métodos anticonceptivos, problemas graves que México debe enfrentar.


La investigadora recordó que aún cuando la fecundidad ha disminuido en el país, no quiere decir que estos sectores tengan acceso a los métodos de planificación familiar y los sectores sociales puedan gozar de su derecho a la educación sexual y salud reproductiva y con ello a la planeación familiar.


De acuerdo con Sesia Arcozzi Masino, esta situación se traduce en que aún muchas mujeres y varones adolescentes primero no saben que tienen derechos y están frente a una falta total de información y, en tercer lugar, no saben a dónde acudir para satisfacer su demanda de anticoncepción, situación que se agrava entre los sectores rurales e indígenas, aunque en el medio urbano o semiurbano el problema no está totalmente resuelto.