lunes, 9 de junio de 2008

Previenen artritis con copa de vino


Investigadores del Instituto Karolinska analizaron a 2 mil 750 personas en dos estudios, uno realizado en Estocolmo y otro en Dinamarca.


MÉXICO.- Una copa diaria de vino podría reducir a la mitad las posibilidades de adquirir artritis reumatoidea, una enfermedad que provoca la inflamación de las articulaciones, afirma un estudio sueco.


Investigadores del Instituto Karolinska analizaron a 2 mil 750 personas en dos estudios, uno realizado en Estocolmo y otro en Dinamarca.

Para los que tomaron el equivalente a cinco copas de vino a la semana el riesgo fue 50% menor que los que tomaron las cantidades más pequeñas de alcohol, y entre más alcohol se toma, mayor el efecto protector, señala el estudio publicado en Annals of the Rheumatic Diseases (Anales de Enfermedades Reumáticas) y difundido en la página electrónica de la BBC de Londres.

Los expertos advierten que, pese a los resultados, hay que tener cuidado, pues es bien sabido que consumir demasiado alcohol puede aumentar el riesgo de muchos otros problemas de salud.

La artritis reumatoidea es una enfermedad crónica, dolorosa y debilitante provocada por una disfunción del sistema inmune que resulta en la inflamación de articulaciones y tejidos circundantes.

Los dos nuevos estudios analizaron los factores de riesgo medioambientales y genéticos de la enfermedad. Los participantes, de los cuales más de la mitad (mil 750) padecían la enfermedad, respondieron cuestionarios sobre su estilo de vida, incluidos cuánto fumaban y cuánto alcohol tomaban.

También se tomaron muestras de sangre para analizar otros factores de riesgo genéticos. Se consideró como bebedores empedernidos a aquéllos que bebían en promedio unas dos botellas y media de vino a la semana (24 unidades).

Los resultados mostraron que los bebían regularmente y consumían más alcohol tuvieron un menor riesgo de desarrollar la enfermedad.

En el estudio sueco, el 25% que consumía los niveles más altos de alcohol tuvo 50% menos riesgo que la mitad de participantes que tomaban la menor cantidad de alcohol.

Y el efecto fue el mismo para hombres y para mujeres, aunque la enfermedad afecta más a éstas.

Aunque no se conoce su causa con exactitud, se sabe que la artritis reumatoidea está determinada en parte por los genes y en parte por factores de estilo de vida como fumar y beber.

Y según los autores, los estudios confirmaron que el tabaquismo es un factor de riesgo muy importante en la enfermedad.

Según los investigadores, el alcohol parece tener un efecto antiinflamatorio que quizás podría proteger también contra otras enfermedades similares. Pero los expertos subrayan que este efecto protector todavía no se conoce con exactitud y por lo tanto se necesitan más investigaciones.


Usted puede realizarnos cualquier consulta. pero recuerde que la mejor ayuda, va ha obtenerla visitando su medico en la localidad donde reside, para lograr un seguimiento correcto en su problema de salud. Atte. Abel