sábado, 19 de abril de 2008

Si tiene problemas de trabajo, tendra problemas de sueño


Solo necesitamos saber el motivo de la existencia, para sentir la paz. (Abel Desestress)

Los conflictos laborales pueden hacer mella en el sueño
4/18/2008
JUEVES 17 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Es más probable que los problemas comunes relacionados con el trabajo como conflictos con los jefes o compañeros de trabajo afecten el sueño a que lo hagan las largas jornadas, los turnos de noche o la inseguridad laboral.

Esa es la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan que analizaron dos encuestas con casi 2,300 adultos de EE.UU. a los que se les dio seguimiento durante una década. A lo largo de ese tiempo, cerca de la mitad de los participantes señaló tener dificultades para dormir.

"En conjunto, el trabajo y el sueño ocupan las dos terceras partes de cada día laboral. Pero hasta ahora, muy pocas investigaciones se habían centrado en las conexiones entre el trabajo y el sueño del trabajador estadounidense promedio", dijo en una declaración preparada Sarah Burgard, profesora asistente de sociología y de epidemiología.

En su análisis de los datos de la encuesta, Burgard y la estudiante de postgrado Jennifer Ailshire hallaron que las condiciones laborales afectaban los patrones de sueño y no al contrario. Los encuestados que se sentían frecuentemente perturbados o irritados en el trabajo, que tenían problemas constantes con sus jefes o compañeros de trabajo, eran cerca de 1.7 veces más propensos que otros a experimentar problemas de sueño.

"Los cambios masivos en la última mitad de siglo han reformado el lugar de trabajo, con mayores implicaciones para el sueño. Para muchos trabajadores, el estrés psicológico ha reemplazado las amenazas físicas", dijo Burgard. "El desgaste físico en el trabajo tiende a crear fatiga física y conduce a un sueño reparador, pero el desgaste psicológico tiene el efecto contrario, pues dificulta conciliar el sueño".

No hubo evidencia de que las jornadas largas o los turnos de noche o fin de semana condujeran a una mala calidad del sueño.

Las investigadoras sí encontraron que los conflictos laborales y familiares así como tener niños de 3 años o menos eran pronosticadores significativos de los problemas de sueño. Las personas que tenían niños menores de tres años eran cerca de 2.2 veces más propensas a informar sobre problemas en la calidad del sueño.

El estudio fue presentado el 17 de abril en la reunión anual de la Population Association of America en Nueva Orleáns.

Burgard señaló que tiene previsto examinar cómo los trabajadores pueden protegerse contra las condiciones laborales negativas y cómo evitar que los problemas laborales afecten el sueño.



Usted puede realizarnos cualquier consulta. pero recuerde que la mejor ayuda, va ha obtenerla visitando su medico en la localidad donde reside, para lograr un seguimiento correcto en su problema de salud. Atte. Abel