sábado, 10 de mayo de 2008

La FAD crea un canal en YouTube para prevenir el consumo de drogas



"El mejor viaje es despertar mañana... sano" (Abel Desestress)

Las drogas no sólo perjudican la salud de quienes las consumen, sino que, además de provocar serios quebraderos de cabeza a los familiares y amigos cercanos, dañan todo un entorno social: son la principal causa de accidentes de tráfico y laborales, están en el origen de gran parte de los problemas escolares, así como de actos violentos, malos tratos y diversos delitos... Por no hablar de que el consumo de esas sustancias afectan a otras muchas facetas del ser humano hasta arruinarle la vida: las drogas son culpables de muchos divorcios y separaciones; de retiradas de custodia de los hijos, de despidos laborales...
Con este nuevo mensaje arrancó ayer la campaña de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) en su constante tesón por prevenir el consumo de drogas. Este año, la FAD aporta una gran novedad para ganarse al público joven, el colectivo con mayor riesgo de caer en esta lacra. Se trata de un canal propio que la Fundación ha creado en YouTube. A través de esta herramienta, la organización colgará diversos mensajes para prevenir el consumo de esas sustancias, especialmente cocaína, entre los más jóvenes.
Colgar vídeos
Quizá lo que más llame la atención de los adolescentes es el espacio que la organización ha creado para que los internautas cuelguen sus propios vídeos —también mensajes y opiniones— ilustrando los «daños colaterales» que ellos mismos han sufrido por efecto de las drogas. El director de la FAD, Ignacio Calderón, ofreció algunos ejemplos de lo que se puede mostrar en la web: «Desde víctimas de accidentes de tráfico ocasionados por un conductor drogado, hasta familiares de consumidores o compañeros de trabajo».
Y es que todo es poco para acabar con uno de los mayores males que sufre la sociedad española, aunque la percepción del riesgo por consumo de drogas haya descendido entre la población española. Sin embargo, los datos revelan una dramática realidad. De hecho, la FAD advirtió ayer, durante la presentación de su campaña, que dos de cada diez (22%) estudiantes de entre 14 y 18 años reconocen haber viajado en el último año en vehículos cuyos conductores se encontraban bajo los efectos del alcohol, e incluso uno de cada diez (9,8%) declaró haber conducido el mismo en esa situación.
El cóctel mortal «drogas, alcohol y conducción» es uno de los problemas en los que más incide la campaña de la FAD. Y a la vista están los informes de la Dirección General de Tráfico. En 2006, el Instituto Nacional de Toxicología realizó 1.360 análisis a conductores que habían fallecido en accidentes de circulación (en total fueron 2.569 muertos). De ellos, dos de cada diez (26,7%) superaban el límite de alcohol en sangre permitido (0,5 gramos/litro) y el 24,5% rebasaba el 0,8.
Fracaso escolar
También existen otros ámbitos donde las drogas causan estragos. El consumo de estas sustancias influyen, al menos, en la mitad de la tasa de fracaso escolar en España, que se encuentra trece puntos por encima de la media europea (17%). Son datos de la Comisión Mixta del Congreso y Senado para el Estudio de las Drogas.
El ámbito laboral tampoco se escapa a las secuelas de las drogas. De hecho, tres de cada diez consumidores habituales reconocen haber sufrido problemas en su trabajo por este motivo. Hay otros datos alarmantes: el 10,9% de los jóvenes consumidores justifican comportamientos violentos.
Usted puede realizarnos cualquier consulta. pero recuerde que la mejor ayuda, va ha obtenerla visitando su medico en la localidad donde reside, para lograr un seguimiento correcto en su problema de salud. Atte. Abel