miércoles, 19 de marzo de 2008

Un niño de seis años ayuda a su madre a dar a luz



El milagro de la vida, solo es asistido con exito, por la energia de la inocencia. (Abel Desestress)

Una vecina de la localidad orensana de O Carballiño María Gloria Colmenero dio a luz el pasado 28 de febrero ayudada por su hijo de seis años, que tuvo que asistirle durante el alumbramiento de su segunda hija, que le sobrevino cuando ambos estaban solos en el domicilio familiar.
"Todo sucedió muy rápido", recordó hoy, en declaraciones a EFE, la madre de los menores.
Según indicó durante la noche sintió los primeros dolores, que ella creyó que se debían a los esfuerzos que había realizado el día anterior en las labores de mudanza de su casa, por lo que no le prestó excesiva atención hasta que, dijo, sobre la mañana se volvieron más fuertes.
"Entonces mi marido ya se había ido a trabajar", relató María, quien explicó que al percatarse de que había roto aguas se fue hacia la habitación "porque no había tiempo".
Una vez postrada en la cama avisó al 061 y, acompañada en todo momento por su hijo, dio a luz.
"Le pedí a José que metiese las manos por debajo muy suavemente y que tirase por su hermana hacia fuera", relató la madre que reconoció: "Estuve tranquila en todo momento porque vi que él reaccionó muy tranquilamente", agregó.
El propio José, de seis años, explicó que todo le pareció "chupado".
"Tenía que ayudar a mi madre un poquito porque si no, ella no aguantaba", confesó con convicción el pequeño.
El niño, señaló que le sorprendió ver a su madre saliendo del cuarto de baño sujetando su bajo vientre, cuando la cabeza de su hermana ya se asomaba para nacer.
"Yo le dije que quitara las manos y que la dejara nacer porque vi que en el baño ya tenía la cabeza fuera", recordó todavía excitado por su hazaña.
La madre de la recién nacida aseguró que, tras el parto, siguió las instrucciones de un equipo médico de la ambulancia que estaba de camino a su domicilio, que llegó cuando el bebé ya había nacido.
"Me dijeron que emplease alguna pinza para romper el cordón umbilical mientras ellos no llegaban y a mí se me ocurrió usar una pinza de la ropa que José me trajo", añadió la mujer orgullosa.
Tras el alumbramiento, la niña, a la que han puesto por nombre Lucía, fue trasladada al hospital en perfecto estado de salud.

Usted puede realizarnos cualquier consulta. pero recuerde que la mejor ayuda, va ha obtenerla visitando su medico en la localidad donde reside, para lograr un seguimiento correcto en su problema de salud. Atte. Abel